Nueva Columna: CHIDA LA VIDA por Luis Alberto Rivera

NATURALMENTE FAMILIAR 

¿Hey qué onda mis queridos lectores! Quiero comenzar primeramente presentándome, me llamo Alberto Rivera y soy de México, no me gusta decir exactamente en dónde nací, ya que amo mi país y me encanta viajarlo, he vivido en 20 Estados (provincias) y el recorrer México es toda una experiencia, por eso siempre digo que soy un nómada mexicano. Agradezco a Antonio Capurro, a Juan Carlos Herranz y a todo el equipo de La Revista Diversa por confiar en mí y por darme la oportunidad tan bonita de escribir para ustedes. 

Y bueno, entrando en contexto, toda la vida nos la pasamos soñando, pero ¿Recuerdan cuando de niños soñábamos a lo que nos íbamos a dedicar siendo adultos? Unos querían ser policías, médicos, bomberos, cocineros, abogados, ingenieros, deportista…padre o madre.

El tema de la familia formada por dos padres del mismo sexo como cualquier otro que sea diferente a lo heterosexual siempre será un tema delicado, el cual pienso se debe de tocar con mucho respeto y tolerancia. Hoy en día muchas personas que no respetan la diversidad del mundo, piensan que este tipo de familias rompen con los valores familiares y que además se está perdiendo la tradición del crecimiento de la familia natural, piensan que solo puede existir el matrimonio entre hombre y mujer. 

Los grupos radicales como el “Frente Nacional por la Familia” en México comentan que las personas sexo diversas son un peligro para los niños mexicanos, son un peligro para las instituciones educativas ya que por culpa de nosotros, la SEP (Secretaria de Educación Pública) tiene que incluir en sus libros de texto educación sexual explícita sobre el tema de la homosexualidad y las enfermedades de transmisión sexual, piden que el concepto “ideología de género” no se enseñe en las escuelas, además, grupos como “Los legionarios de cristo” con una doble moral que data desde el fallecimiento de cristo, exigen al gobierno mexicano prohíba la adopción a personas del mismo sexo. Este grupo radical llamado “Frente Nacional por la Familia”  lo único que provoca es violencia.





A todo esto, yo pienso que sí, tienen mucha razón, el crecimiento de la familia tradicional sí está en peligro… Esta institución llamada familia realmente está en peligro de extinción, porque desafortunadamente en todo el mundo hay familias uniparentales, padres o madres solter@s que en su momento fueron abandonadas por la falta de responsabilidad para sacar adelante su familia y a sus hijos, ¿Saben por qué está en peligro? Porque los padres y madres no le enseñaron a sus hijos a amar a su prójimo, no los enseñaron a amar a sus hermanos, no los enseñaron a amarse a sí mismo, no los enseñaron a amar su propia vida, para que a la primer oportunidad se embarazaran y tuvieran que abortar o regalar a su propio hijo, ¡Claro! Por la falta de educación.
Hablemos de los homosexuales que sí, efectivamente han cometido delitos en contra de niños y niñas en cualquier parte de mundo, ellos como cualquier otro delincuente merece la cárcel, y no por ello nos van a negar el derecho de adoptar a un niño o niña que necesita amor, educación, apoyo, valores para salir adelante, que necesita las palabras correctas para ser FELIZ. 

En México, el mes de septiembre se conoce como el mes más mexicano, en los hombres mexicanos esto es igual a sentirse  más “macho”, ¿Cuántos machos han dejado mujeres embarazadas por donde quiera? ¿Cuántos machos han golpeado mujeres, niñas, y hasta a sus propias madres por sentirse así? Es decir, en nuestro país la educación dentro de la familia “tradicional” ha quedado a deber demasiado, lo vemos mucho más en las familias pobres, la ignorancia como en cualquier tema es el peor enemigo del hombre. 
La familia está en peligro desde hace mucho tiempo porque no volteamos a ver al que está en nuestro lado, podrá estar muriendo pero no lo ayudamos, está en peligro porque no tiene nada que ver con quien te acuestes, está en peligro porque si no tenemos las herramientas para ser padres, si no tenemos la educación necesaria, si no tenemos el compromiso ni la disciplina para poder ser alguien maduro y estable en nuestra vida, sea cual sea tu preferencia sexual, no podremos iniciar un proceso de adopción y mucho menos podremos otorgar una vida digna a un niño. 

Hago un llamado a la sociedad heterosexual homofóbica y doble moralista, para que primero hagan marchas y campañas por todos esos niños de la calle que no tienen que comer, que hagan marchas para que el gobierno meta a la cárcel a todos los delincuentes que han violado niños incluyendo a los sacerdotes, que hagan marchas por todos los grupos indígenas que no tienen acceso a la educación, que hagan marchas para que la violencia termine no solo en México, sino en todo el mundo, que primero arreglen los problemas heterosexuales tan delicados que existe en nuestro país. 

Esta sociedad heterosexual tiene que trabajar muchísimo en su entorno, deben de tener congruencia, tolerancia y respeto entre ellos para poder señalar a otros con una manera diferente de amar. 

Sea cual sea tu preferencia sexual siempre seamos congruentes, la comunidad LGBTI también ha caído en incongruencias y doble moralismos, pero ese queridos amigos es otro tema y lo tocaremos en la próxima edición de La Revista Diversa. 

Síganme en Instagram como @hola.luis.alberto que les regresaré el “follow” para compartir nuestras experiencias y vivencias por medio de la fotografía y recuerden que ¡Chida la Vida!

Comentarios