Mundo indómito: CÓMO SEDUCIR A UN HETERO







¿Qué homosexual no ha sentido atracción por un heterosexual hasta perder la cabeza? Esta pregunta amarga al impulsivo y atrevido protagonista de Cómo seducir a un hetero, cuando se obsesiona con el quiosquero de su barrio. Lo que en un primer momento se desarrolla como un inocente juego, cambia de rumbo a medida que se le presentan nuevas oportunidades para alcanzar su objetivo. A raíz de compartir piso con su amor platónico, la historia se desarrolla a través de mil y una aventuras —–basadas en hechos reales—– que transforman la ópera prima de Diego Manuel Béjar, en una entretenida comedia romántica en la que, sin embargo, se nota la mordaz pluma atacando una realidad social; la nuestra, con una ironía genuina y elegante. Cómo seducir a un hetero recuerda a ese tipo de libro divulgativo con los que, lectores y estudiosos, reciben claves para comprender la vida misma. Las frustraciones, los deseos inalcanzados, la ambición rara y hasta la estupidez humana se entremezclan en las crónicas, al borde de un ataque de ansiedad, que mantienen los personajes de la obra; por cierto, envueltos en una prosa soberbia, muy bien descritos por el joven autor y demasiado arriesgados, en situaciones a medias entre la desfachatez y el trastorno mental absoluto. Diego Manuel Béjar consigue captar la atención del lector, con más fuerza conforme el argumento avanza. La trama queda revelada casi al principio de la novela, pero tiene un sabor tan almodovariano y tan bien enraizada en recursos literarios de primer orden, que no pierde ni un ápice de interés para quienes se dejan conquistar por el ir y venir de sus simpáticas u odiosas páginas —–según se lean y entiendan.

 “Mi primer libro es una comedia disparata en la que un “¿y sí…?” se hace realidad con imprevisibles consecuencias. Un chico gay se obsesiona por el vendedor de prensa de su barrio y acaba mudándose a su casa con la intención de seducirle, involucrando a todos sus amigos en toda una aventura que les cambiará para siempre”.

Cómo seducir a un hetero no deja indiferente a los lectores gracias a la potencia de sus mensajes subliminales en torno a los seres humanos —–dejando a un lado a sus diferentes opciones sexuales—–. Las desventuras del protagonista son capaces de causar conmoción hasta en los corazones más gélidos. Y es que el amor viaja mucho más allá de la razón y la sinrazón personales. Quizá el intento de homosexualizar al macho ibérico pueda resultar descabellado para algun@s pero estando preparad@s para aceptar múltiples senderos emocionales; comprendemos, sin el menor esfuerzo, por qué motivo su flamante prologuista, Eduardo Mendicutti, nos recomienda esta historia a la que describe como enloquecida, divertida y romántica. 

Este libro nos enseña a abrir los ojos y descubrir que nuestra existencia nunca es de color blanco o negro, sino de mil colores. La excelente acogida de Cómo seducir a un hetero permite a Diego Manuel Béjar verse caminando por el difícil mundo de las letras durante mucho tiempo.



 “Me gustaría tener muchos lectores. Y si, además, son lectores que han pagado por la novela, mucho mejor. Pero no te voy a negar que la mayor satisfacción, con diferencia, es ver cómo dedican un tiempo de su vida a buscarme por las redes sociales y escribirme. Es impresionante. Gente de España y América Latina contándome cómo se han sentido identificados con alguno de los personajes (alguno me cuenta que ha visto toda su pandilla identificada y que pareciera que les hubiera copiado sus conversaciones), cómo se han reído, las ganas que han tenido en algún momento de abofetear al protagonista (que hace cosas tan estúpidas como las que tú o yo hemos hecho más de una vez, solo que es distinto cuando se lo ves hacer a otro y esa es una de las gracias de la novela), sus interpretaciones sobre los muchos temas de debate que surgen del libro. Recibir esos mensajes es magia”.

Diego Manuel Béjar es un cálido asturiano que, antes de saborear las mieles del éxito literario, ha sido canguro, administrativo, analista programador, directivo en una multinacional, guionista, director de cine, locutor, editor, hostelero, organizador de eventos, activista, agente cultura; en definitiva, un infatigable emprendedor que, desde su empresa Looping Media gestiona, entre otros proyectos, la red social Universo Gay, el espacio cultural La salita de las letras y los sellos editoriales Stonewall y Punto en Boca. Trabajador insaciable y claro exponente de la lucha por los Derechos LGTBI, este ángel encarnado aún tiene tiempo para colaborar en distintas revistas, webs y emisoras de radio. ¿Alguien puede pensar que tanta experiencia personal no va a dejar rastro en las páginas de Cómo seducir a un hetero? Lo mejor es que no falte en nuestra biblioteca porque es mucho más que un libro. Se trata de nuestro espejo.







entrevistas por cortesía de Golden Book

Comentarios

Entradas populares